El miedo y la desidia son los principales obstáculos por los que nos cuesta cerrar una venta



Angélica Frías | Summit SalesUp! 

Hay diferentes elementos psicológicos que, en algún punto de nuestra carrera mercantil, nos impiden cerrar ventas, vamos a revisarlos y saber cómo los podemos superar.

Antes de identificar estos elementos, es recomendable preguntarnos: Cómo puedo aumentar mi desempeño comercial y qué puedo trabajar desde mi persona para salir fortalecido de cualquier crisis.

Las acciones que llevemos a cabo para superar una crisis es fluir más que enfrentarnos al hecho de que hay algo que nos impide avanzar. Es decir, debemos vivir las crisis y sacar el máximo provecho de ellas.

Podemos creer que los errores que cometemos los vendedores al momento de atender a nuestros clientes son la falta de planeación o no escuchar al cliente, la falta de seguimiento, tener urgencia de vender, no prepararnos antes de vender, desconocer el producto, predisposición al fracaso.

La causa número uno que nos puede hacer fracasar en nuestras ventas es la falta de un contacto efectivo con los clientes. En ventas tienes que entrar a la cancha y tener contacto, debemos maximizar las interacciones. Entre más hablemos con ellos, más tendrán presente nuestro producto. Y si en ese momento nos dicen que no, hablar con ellos constantemente nos permitirá que cuando requieran un producto similar al mío, pensarán en mí.

Detectar las barreras para superarlas.

  1. Miedo al rechazo. Este temor es normal y humano, sobre todo cuando iniciamos en ventas. Cuando se genera una sensación de rechazo, dejamos de llamar, es decir, nos paralizamos. La pregunta que debemos responder es ¿cuánto tiempo te vas a tardar en llamarle al siguiente cliente? De 1 a 5 minutos después de que te dijeron que no, es sano y vamos bien. Es triste y frustrante, pero nos recuperamos rápidamente y seguimos. De 6 a 19 minutos empieza a haber problemas, pues si hacemos una llamada cada 20 minutos, en una hora sólo haremos contacto con dos o tres clientes; más de 20 minutos es darle paso a la depresión que te impedirá continuar. Si hablamos de que dejamos pasar un día, nos boicoteamos totalmente.

La solución a esta barrera es simple: Tenemos que ser fuertes y trabajar en nuestra resiliencia. No lo tomes personal, cuando te dicen que no, no te lo dicen a ti, le dicen no al producto, pero en algún momento lo podrían comprar.

Identifica a qué le tienes miedo y haz una estrategia para lograr superarlo a través de pensamientos y acciones positivas.

Para más consejos, mira el siguiente video: https://youtu.be/GxFkp3J1WtE

Entrena y capacítate todas las semanas para que te sientas más seguro al momento de estar frente al cliente.

  1. Pensamiento negativo. Es natural cuestionarnos y predisponernos, más aún si atravesamos por alguna crisis como la pandemia. Si estamos suponiendo lo que podría suceder con nuestros clientes o prospectos, nos estamos boicoteando. Actuemos sobre realidades, no sobre supuestos. Cuidemos los diálogos internos que tenemos con nosotros mismos. Aquello que nos decimos nos acaba por convencer.

 

Controla solamente lo que es posible: nuestra actitud. Los pensamientos que estamos teniendo son nuestra responsabilidad, si te sorprendes pensando negativamente, cambia tu actitud y el exterior cambiará. 

 

En este punto te recomiendo el libro La actitud mental positiva. Un camino hacia el éxito, de Napoleón Hill y W. Clement Stone.

 

  1. Ansiedad al ejecutar. Es normal sentir nervios cuando tienes que hacer algo importante, lo que no está bien es evitar hacerlo bajo cualquier pretexto o postergar las cosas porque estamos en ansiedad. Algunos síntomas de esta ansiedad son: dolor de estómago, sudoración excesiva, dolor de cabeza, comezón, tics nerviosos.

 

Debemos erradicar la ansiedad para lograr nuestros objetivos. Una forma de lograrlo es respirar. Inhala y exhala Mira este video, te ayudará a practicar la correcta respiración. https://youtu.be/WjEE-toATXg

 

Sal de la zona de confort. Deja de lado tus temores, realiza actividades de estrés sano, es decir, oblígate a hacer las cosas que te ayudarán a lograr tus objetivos. Haz lo que más temes, repítelo y reconoce los síntomas de tu ansiedad.

 

  1. Ego desmedido. Es la creencia insana sobre la importancia de uno mismo. Se traduce en arrogancia y ambición centrada en uno mismo. Esto nos impide mejorar porque creemos que todo lo hacemos bien, que dominamos el producto y somos los mejores vendedores. Tengamos la humildad de reconocer que siempre hay algo que aprender. No hagamos tanto caso a esa vocecita que nos dice “eso ya lo sé”, porque es el ego hablándonos. Apaga esa voz y permítete aprender y mejorar. Conviértete en un alumno y encuentra a tu maestro; agradece tus éxitos y retroaliméntate constantemente.

 

  1. Perfeccionismo. “La única manera en la nunca fracasarás es cuando no lo intentes… pero si no lo intentas tampoco tendrás éxito.” Equivocarnos nos permite ir aprendiendo a mejorar. El miedo al fracaso nos estorba cuando queremos que todo quede perfecto, debes aceptar que nadie es perfecto.

Los retos son:

Miedo al rechazo ->Resiliencia

Pensamientos negativos -> Actitud

Ansiedad al ejecutar -> Entrena

Ego desmedido -> Humildad

Perfeccionismo -> Aceptación



Prueba gratis SalesUp! CRM

Por Angélica Frías

autor

Licenciada en Mercadotecnia por la Universidad Tecnológica de México con una maestría en Desarrollo Humano. Se ha especializado en mercadotecnia para pequeños negocios. Actualmente se desempeña directora de negocios estratégicos en SalesUp!

Comparte este contenido