El cierre de ventas permite medir tu capacidad de producir resultados para tu compañía y es donde usas todos los elementos del cliente a tu favor.



No hay nada como el cierre de ventas para medir tu capacidad de producir resultados para tu compañía, es en el cierre de ventas donde está el dinero, de que te sirve hacer buena prospección, contestar las objeciones, calificar bien a tu cliente, saber que canal tiene, sino no cierras la venta.

 

Es común en las empresas que como vendedor digas que lo hace todo bien, "nada más me está faltando el cierre", esto quiere decir que no lo estás haciendo nada bien, porque es la culminación de un buen trabajo el cierre de venta. Hacer todo bien y no cerrar es como jugar bien un partido de fútbol y no meter goles, tienes que esforzarte en cerrar ventas.

 

Cierre de ventas eficaz

La principal tragedia en ventas, es que el 90 % de los vendedores tiene buenos productos, trabajan para buenas compañías, con precios competitivos, pero no se atreven a intentar una sola vez el cierre de venta, lo que necesitas es valor, arrojo, decisión y determinación para atreverte.

Para aumentar el porcentaje de tu cierre de venta identifica estos tres momentos: 

  1. Cuando terminas la presentación de ventas. Es el mejor de los tres momentos, al finalizar tu presentación debes intentar un cierre, de hoy en adelante cuando termines una presentación y no intentas un cierre, piensa que no estuvo completa tu presentación. Es como hablarle bonito a una muchacha y no pedirle una acción “que sea tu novia, casarte con ella, etc.”
  2. Al reconocer señales de compra. La gente hace o dice cosas que te hacen pensar que están listos. Un ejemplo típico cuando estas vendiendo algo de alto valor y uno de ellos dice a la otra persona “entonces cómo ves mi amor” esa es una gran señal de compra y no debes dejarla escapar, cuando el cliente te pregunta cosas que no interfiere con la venta como garantía, cuándo me entregarías y cosas de ese estilo, frena tu tren de rollo mareador e intenta un cierre de inmediato sobre todo cuando ya has brindado toda la información.
  3. Al reconocer una objeción real. Al contestar una objeción que viene de una preocupación genuina de un cliente y veras que cuando la contestas tienes posibilidades de cerrar la venta, es importante que las excusas las conviertas en objeciones reales, porque cuando contestas una excusa el cliente te sale con otra, pero cuando contestas con una objeción real hay puede cuajar perfectamente bien el cierre.

 

Las estadísticas señalan que la mayor parte de operaciones se alcanzan después de celebrar o intentar cinco a seis intentos de cierres, mientras tengas más formas de proponer un negocio, que el cliente de decir que no, la venta se acerca por lo tanto...¡atrévete!



Descarga eBook gratis Guçia Seguimiento

Por Equipo Editorial SalesUp!

autor

El Equipo Editorial de SalesUp esta formado por profesionales y expertos en Marketing, Ventas, Comunicación, Diseño y otras áreas. Comparten su experiencia a través de artículos enriqueciendo la cultura comercial.

Comparte este contenido