Tomar buenas decisiones es una tarea incluida en la vida del ser humano desde el inicio de la humanidad. En nuestra vida cotidiana tomar buenas decisiones es una tarea que debemos asumir en cualquier momento. Siempre nos encontramos con la disyuntiva de saber si la decisión tomada fue la mejor o en su caso el no haberla tomado refleja la falta de seguridad.



La toma de decisiones consiste en encontrar una conducta adecuada para resolver una situación problemática, en la que, además, hay una serie de sucesos inciertos. Dada la importancia que esta tiene en la gestión comercial y lo difícil que a veces puede resultar tomar buenas decisiones.

Te comparto algunos tips para lo cual es necesario que realices una previa recolección de información.

 

  • Identifica y analiza el problema.

Velocidad

Encontrar el problema y reconocer que se debe tomar una buena una decisión para llegar a la solución de este. El problema puede ser actual, o potencial, porque se estima que existirá en el futuro.

 

  • Identifica los criterios de decisión y ponderalos. 

Aquellos aspectos que son relevantes al momento de tomar buenas decisiones, es decir aquellas pautas de las cuales depende la decisión que se tome. Dale un peso porcentual a cada uno.

 

  • Define la prioridad para atender el problema

La definición de la prioridad se basa en el impacto y en la urgencia que se tiene para atender y resolver el problema.

 

  • Genera las alternativas de solución.

Consiste en desarrollar distintas posibles soluciones al problema. Cuantas más alternativas se tengan va ser mucho más probable encontrar una que resulte satisfactoria. Técnicas tales como la lluvia de ideas, el focus group, etc. son necesarias en esta etapa en la cual es importante la creatividad.

 

  • Evalua las alternativas.

Se trata de un estudio detallado de cada una de las posibles soluciones que se generaron para el problema, es decir mirar sus ventajas y desventajas, de forma individual con respecto a los criterios de decisión, y una con respecto a la otra, asignándoles un valor ponderado.

 

  • Elección de la mejor alternativa.

En este paso se escoge la alternativa que según la evaluación va a obtener mejores resultados para el problema. Existen técnicas (por ejemplo, análisis jerárquico de la decisión, árbol de decisiones) que nos ayudan a valorar múltiples criterios.

 

  • Implementación de la decisión

Poner en marcha la decisión tomada para así poder evaluar si la decisión fue o no acertada. La puesta en marcha probablemente derive en la toma de nuevas decisiones, de menor importancia.

 

  • Evaluación de los resultados.

Después de poner en marcha la decisión es necesario evaluar si se solucionó o no el problema, es decir si la decisión está teniendo el resultado esperado o no. Si el resultado no es el que se esperaba se debe mirar si es porque debe darse un poco más de tiempo para obtener los resultados o si definitivamente la decisión no fue la acertada, en este caso se debe iniciar el proceso de nuevo para hallar una nueva decisión.

 

Una vez que analices los eventos y las posibilidades de éxito, ¡decídete a tomar la decisión!


Califica este contenido

Descarga gratis Toma de Decisiones

Por Equipo Editorial SalesUp!

autor

El Equipo Editorial de SalesUp esta formado por profesionales y expertos en Marketing, Ventas, Comunicación, Diseño y otras áreas. Comparten su experiencia a través de artículos enriqueciendo la cultura comercial.

Comparte este contenido