El cambio a la versión 3.3 del SAT cada vez está más cerca, por eso en este artículo podrás aprender cuáles son los errores más comunes que debes de evitar en tu sistema de facturación electrónica antes de dar este gran paso.



1 Desconocer las actualizaciones y normatividad del SAT

A partir del 1 de Julio entró en vigor la versión 3.3 del SAT para facturación electrónica, hasta ahora han estado coexistiendo la versión 3.2 y 3.3, sin embargo a partir del 1 de diciembre será obligatorio para todos los contribuyentes el sistema de facturación electrónica 3.3, así que si todavía no has migrado a este nuevo sistema, ya es tiempo para empezar a buscar una manera más eficiente de realizar tus facturas y que a su vez esté apegado a la nueva normatividad.

 

2 No conocer la diferencia entre CFDI, Facturas, timbrado y formatos

Se vuelve más compleja la migración al sistema 3.3 del SAT cuando no se comprende del todo bien el lenguaje de un contador o lenguaje fiscal, ¿Qué es CFDI? ¿Cuál es la diferencia con las facturas? ¿En qué formato deben de estar tus facturas? ¿Para qué sirve el timbrado?

 Top-Contabilidad-Cobranza-en-tu-empresa.jpg

 

Es por eso que nos dimos a la tarea de traducir estas definiciones del idioma fiscal a lenguaje humano, te recomendamos que visites nuestro artículo Facturación para No contadores, donde se habla con más detalle de estos términos, conocer sus diferencias es algo que debes saber para migrar al sistema 3.3 sin complicaciones.

 

3 Perder el tiempo en enviar una a una tus facturas

 

Cada segundo en el país se envían 9 facturas y en promedio te puedes tardar hasta 25 minutos en realizar cada una de ellas.

 

Factura

Ahora bien, si al año facturas más de 50,000 pesos y cada una de tus facturas van desde los 200 pesos, seguramente en este momento tendrás un pequeño caos. La falta de organización en el sistema de facturación ocasiona la pérdida de horas valiosas de tu día, tiempo que podrías estar ocupando en nuevas formas de incrementar tus ventas.

 

 Todo dueño o director de un negocio lo que busca es incrementar sus ventas para impulsar su crecimiento, sin embargo la contraparte de esto es que más ventas significan más facturas. Es normal que mientras tu empresa vaya creciendo también lo haga tu número de facturas, por eso cada vez más empresas buscan un sistema de Facturación Electrónica automática que les permita seguir creciendo sin preocuparse por este problema.

 

4 No contar con un sistema de facturación Electrónica Automática

Como ya se mencionó en el apartado anterior, una empresa en pleno crecimiento necesita contar con una herramienta que le permita seguir avanzando y no convertir su proceso de facturación electrónica en un impedimento para su crecimiento.

 

Los sistemas de facturación Electrónica automática cuentan con la ventaja de ser un medio para que puedas simplificar tu proceso de facturación sin descuidar los puntos importantes, la seguridad de tu información y el apego a la normatividad 3.3, es decir, puedes seguir cumpliendo con esta obligación pero de una forma más fácil y rápida.

 

5 Ver la facturación como un proceso aislado

Este es el error que la mayoría de las empresas cometen cuando se habla del tema de facturación, ver este procedimiento como un elemento aislado de todo su proceso comercial, considerar que solo es tema para el área de contabilidad.

 

Por el contrario, la facturación es el broche de oro de todo tu proceso comercial, todo el trabajo y esfuerzo que realizaste para atraer nuevos clientes se ve recompensado en el momento que cobras la factura. Por eso no hay que considerar la facturación como un elemento aislado, sino como el punto culmine de un trabajo exitoso.



SalesUp! Facturación

Por Equipo Editorial SalesUp!

autor

El Equipo Editorial de SalesUp esta formado por profesionales y expertos en Marketing, Ventas, Comunicación, Diseño y otras áreas. Comparten su experiencia a través de artículos enriqueciendo la cultura comercial.

Comparte este contenido