¿Te diviertes con tu negocio? si no, mejor dedícate a otra cosa...Todo crecimiento y todo cambio implican esfuerzo. Toda situación en la vida tiene su lado agradable y su lado desagradable pero necesario. El estudio es un placer, pero requiere trabajo y dedicación. El criar a los hijos es muy hermoso, pero requiere un alto nivel de compromiso y responsabilidad.



En los negocios, que son un reflejo de la vida misma, también existen factores agradables que nos motivan. Igualmente, un alto nivel de esfuerzo, frustración y dificultades que sólo podemos vencer haciendo cosas diferentes y mejores.

Está en nosotros elegir el cristal con el que miramos las cosas: si tenemos ojos únicamente para las contrariedades y las quejas, o si decidimos más bien fijarnos en las razones por las cuales debemos disfrutar y agradecer por estar vivos, por tener un trabajo o un negocio que nos permite salir adelante.

Tomemos la decisión de mirar la vida con anteojos optimistas y enfocados hacia lo que tenemos de bueno a nuestro alrededor.

El desarrollo de una empresa está basado en la lógica simple de los negocios. No se trata de ideas o filosofías excesivamente sofisticadas, sino de la aplicación constante y disciplinada de un grupo de prácticas, hábitos comerciales y administrativos, adecuadamente elegidos, implementados y medidos.

Cada vez que vayas a una capacitación, tomes un entrenamiento, dialogues con otros empresarios o con tu propio personal, irás recordando cosas, relacionando ideas y dándote cuenta de acciones simples y concretas que debes llevar a cabo en tu vida y en tu negocio. No dejes pasar la idea, el Flashazo de lo obvio, toma nota de él y ponte en acción, mientras más pronto, mejor. Aprendamos a apreciar lo simple y práctico, que nos lleva muchas veces más lejos que lo sofisticado y complejo.

¿La brújula para tu mente?  El Sistema de Activación Reticular 

En nuestro cerebro reside el Sistema de Activación Reticular (RAS), que es un sistema fisiológico y funcional que hace las veces de un compás o brújula, la cual rota y da vueltas sin sentido. Imagina las manecillas de la brújula  señalando a todas partes sin detenerse en ninguna,  exactamente eso es lo que pasa con el RAS cuando no tenemos metas concretas y definidas en nuestra vida y en nuestro trabajo.

Sin embargo, cuando nos tomamos el trabajo y el tiempo de estructurar objetivos bien planteados, y nos dedicamos con alma, vida y corazón a lograrlos, sin admitir pensamientos limitantes, el RAS se enfoca con certeza hacia donde nuestra decisión consciente lo ha indicado, comenzamos a avanzar hacia el logro de las metas, de pronto conocemos personas y vemos cosas en las que antes no habíamos reparado.

Es entonces cuando estamos listos para hacer realidad nuestros sueños personales y empresariales.

Dos ingredientes claves: fijarnos metas SMART y lanzarnos a la acción positiva e intensa, con todo optimismo y fe.

Fundamentos de tu estrategia: misión, visión y valores

¿El corazón de un negocio que trasciende hacia la sociedad? Valores

Como dueño o como líder del negocio, debes estar consciente de que tu negocio refleja lo que tú eres, y la manera en que tu vives tu vida. Un negocio se rige por pautas y límites, reconoce lo que está bien y lo que está mal, lo que es aceptable y lo que no, en la búsqueda de sus objetivos de venta y rentabilidad.

¿Qué mejor que, de una vez por todas, determinar los valores que van a dar sentido y significado a mi negocio?

¿La razón de ser de tu negocio? Misión

La misión de tu negocio es una definición existencial, es decir que es válida para ti el día de hoy, mañana y en el futuro. Es el hilo conductor de la acción de un negocio. No importa si han pasado los años y ha habido cambios en el negocio, mi propósito de fondo, mi misión sigue siendo el destino final de mi viaje empresarial.

A través del tiempo, se añaden o quitan líneas de negocio, se añaden nuevos mercados meta y se redefinen varios aspectos del negocio, pero mi definición fundamental se mantiene y le da sentido y dirección a mi negocio.

¿El mapa exacto del éxito que quieres construir? Visión

Una vez que has definido porqué existe tu negocio, es necesario definir exactamente cómo queremos que nuestro negocio se vea dentro de un período de años determinado (5 ó 10 años). Esto nos permitirá enfocar mejor nuestro esfuerzo y definir metas, proyectos y programas de acción mensual/semanal y diario, para hacer realidad esa visión para llegar al éxito en el negocio. Debe ser compartida con todo entusiasmo por el dueño del negocio o por el directivo con sus empleados de todos los niveles, y convertirse en el motor del trabajo y en la fuente de energía e inspiración para todos.

El objetivo final de esta etapa de definiciones estratégicas es mover a nuestra gente hacia el futuro, lograr despertar un sentimiento de participación y pertenencia en ellos.

Cuando no se ha definido el destino y el futuro deseado de nuestra organización, los objetivos y metas intermedias son incoherentes y desconectados unos a otros, es difícil establecer prioridades e incluso el trabajo del día a día se vuelve desordenado y sin orientación suficiente.

¿Qué exactamente te propones conseguir para lograr el éxito en los negocios? Metas y seguimiento

Metas bien definidas son una herramienta de su propia realización, y metas mal definidas son una herramienta de su propio fracaso.

Las metas deben ser S.M.A.R.T:

Específicas: claras y sin lugar a interpretaciones

Medibles: que pueda monitorearse su cumplimiento y haya un acuerdo de cómo se lo va a hacer

Alcanzables: de otra manera sólo generan frustración e indiferencia

Orientadas a resultados: todos los responsables de hacer realidad la meta deben saber y entender porqué la meta es necesaria, cómo impacta en resultados para llegar al éxito en los negocios

Con tiempo fijado: aunque no sea una actividad urgente, pongámonos fechas siempre, y comprometámonos con ellas.

Y, por supuesto, de nada sirven las metas sin un seguimiento intenso, sistemático e incansable que genere la energía, compromiso y responsabilidad en tu equipo de trabajo, que son indispensables para que el éxito esperado se convierta en una realidad.

¿Qué acciones tomarás en tu negocio y en tu vida, en este sentido?



Descarga eBook gratis Inteligencia Comercial

Por Pepe Villacís

autor

Licenciado en Contabilidad y Auditoría. Maestro en Negocios (obtenida en Arizona E.E.U.U). Coach Personal, certificado por CoachVille Spain. Coach de negocios, Coach directivo y Coach de Coaches de ActionCoach México.

Comparte este contenido