Algo de lo que podemos estar totalmente seguros es que nadie tiene tanta suerte como para nunca fracasar, sin embargo, sabes que también podemos apostar y estar seguros a que más de uno ha aprendido sabiamente de sus errores cometidos.



Somos seres humanos, es comprensible que uno de nuestros temores sea el temor al fracaso en los negocios y la decepción. Incluso, fracasar conlleva a una futura frustración cada vez que nos recuerden ese "error innombrable".

 

Existe una alta cantidad de personas emprendedoras con unas ganas increíbles de dar ese gran paso en sus vidas hacia el cambio, con visiones empresariales que van más allá y sus expectativas sobre el dinero son claramente ambiciosas. Pero, como dije anteriormente, somos seres humanos con miedo a fracasar. Gran cantidad de emprendedores tienen excelentes ideas de negocio y nunca se animan a poner en marcha su proyecto por el temor al fracaso, de hecho ese miedo es mucho más fuerte que sus sueños. Pero te diré algo: "La voluntad es la madre de todas las fuerzas" te recomiendo que tengas esa frase siempre presente.

 

Aquí es cuando te das cuenta que un camino fácil no te llevará a un buen destino. Precisamente lo que marca la diferencia entre las personas exitosas y las menos exitosas, es la capacidad para asumir riesgos y la voluntad para superar esos riesgos. Los grandes empresarios de hoy en día también fueron emprendedores que fracasaron alguna vez, y gracias a tan valioso aprendizaje de sus errores lograron crear con éxito sus empresas de hoy.

 

Generalmente los emprendedores tienden a decaer por su falta de experiencia y quizás por el hecho de estar demasiado motivados con sus ideas de negocio, sin tomar en cuenta si el negocio es rentable o no. Por supuesto que el fracaso nunca está presente en nuestros planes de negocio, ya que es un presentimiento subjetivo.

 

Debemos definir el fracaso en los negocios como un tiempo necesario para reflexionar sobre nuestro camino recorrido y el que nos queda por recorrer.

 

Empresario empieza de nuevo

Es una oportunidad para volver a plantearse nuevas metas y cambiar el ritmo.

Pero no te desesperes, no hay que caer obligatoriamente en el fracaso ¿cierto? Aquí podremos guiar tus pasos con un listado que te hará saber los 7 errores más comunes que cometen los emprendedores con su primer negocio.

 

7 RAZONES POR LAS QUE FRACASAN LOS NEGOCIOS 

 

En realidad, existen muchas razones que facilitan el fracaso de tu negocio:

 

 

1. Competidores en el mercado, mal financiamiento o problemas en la planificación.

Como emprendedor debes conocer y entender estos motivos para actuar con firmeza y sabiduría al momento de crear tu pequeño negocio.

 

2. No tener un plan de negocios.

La mayoría de los emprendedores tienden a comenzar sus empresas con mucho entusiasmo y para ello es muy necesario tener presentes los datos clave para emprender tu negocio, adquirir productos de calidad y tener respaldo financiero. Debes conocer el mercado en el que te estás involucrando, analizar el rango de precios, la rentabilidad, los costos y su inversión requerida. Un plan de negocios te ayudará a planificar tu proyecto y te ayudará a comprender los puntos esenciales para evitar errores, conseguir el capital necesario, aplicar una buena estrategia de ventas que garantice utilidades y sobre todo, conservar la visión empresarial.

 

3. Comenzar tu negocio a lo grande.

Como lo mencionamos anteriormente; para ser un emprendedor exitoso es necesario tener la capacidad para asumir los riesgos, y debes tener en cuenta que el riesgo se incrementa si comienzas un negocio con una gran inversión sin saber aún si es rentable o no. Para eso, debes equipar a tu empresa con los materiales necesarios, alquilar un local en lugar de comprarlo, y abrir una sola sucursal. El mal uso de los créditos bancarios pueden ser la diferencia entre el éxito o la quiebra, puedes fracasar en tu negocio y también caer en deudas si tus gastos son mayores que los ingresos.

 

4. No tener reservas de dinero.

En el momento que inicias un negocio, vas a tener una serie de gastos. Si manejas de forma desordenada un presupuesto de gastos puede ser un motivo de riesgo para tu negocio. Por eso es esencial una reserva de dinero mensual para ayudar a amortiguar las situaciones que se te presenten, al menos hasta que comiences a generar más ingresos.

 

5. Falta de adaptación.

Debes estar seguro y saber en qué mercado te estás metiendo, entender claramente cómo ganar clientes fijos y potenciales, saber cuáles son sus hábitos de compra y sus necesidades. Adaptarte a ellos y escucharlos, estar en la disposición total de atenderlos por teléfono, cumplir esto te llevará al crecimiento de tu negocio cada vez más. Recuerda que un cliente satisfecho no dudará en hacerte publicidad.

 

6. Estar totalmente solo en tu negocio.

Las verdaderas empresas exitosas se forman con base en un buen equipo de socios dispuestos a apoyarse. Uno de los grandes retos que enfrentan los emprendedores es creer que tienen la capacidad de poder solos contra todo. El estar rodeado de gente con tus mismos intereses te puede beneficiar tanto moral como económicamente, juntos pueden enfrentar los desafíos y superarlos. En otras palabras, estarás más motivado en llevar tu negocio al éxito si te rodeas de aquellos que compartan tu misma visión.

 

7. Perder tiempo en elaborar una estrategia.

No hay productos perfectos, aunque muchos dueños tienen la idea de ofrecer sus productos como lo máximo que hay en el mercado. Y a su vez, también quieren que sean los más baratos. Esta es la peor opción. Debes entrar al campo comercial con un buen plan y una buena estrategia, pero aplicando un solo camino para tu negocio. ¿Calidad o cantidad? Si te demoras armando tu plan estratégico puede que otro te gane en la carrera.

 

¿QUÉ DEBES HACER PARA SOLUCIONAR ESTOS ERRORES?

 

Lo importante no es solamente saber estas razones por las cuales los negocios fracasan, sino actuar con inteligencia para que el tuyo no sea presa de ninguno de estos motivos.

 

evita los fracaso en los negocios

Pasar por un mal momento no puede ser excusa para abandonarlo y tirar la toalla, al contrario, se debe trabajar más.

Lo más recomendable es empezar por contratar a personas profesionales en dar un excelente servicio, o también buscar encargados que ya hayan trabajado en otras compañías como la tuya y que tengan experiencia en su labor.

 

Al principio es duro tener que dividir tu presupuesto para pagar al personal que te ayuda; pero te lo aseguro, a largo plazo te será más rentable de lo que pensaste y así construirás tu negocio sobre una base difícil de derrumbar.

 

Una excelente motivación para tener muchas más ganas de salir adelante es poder confiar tu visión empresarial a otros dueños de negocios como el tuyo que ya han experimentado lo mismo que tú y que incluso, emprendieron su empresa igual que tú. Así aprenderás que los dueños exitosos también han estado en tu misma situación y que saben por todo lo que se tiene que pasar para llegar a la cúspide del logro.


Califica este contenido

Descarga eBook gratis Gestión de Precios

Por Andrés Gananci

autor

Es un emprendedor y aventurero apasionado de la vida que fundó su primer negocio online con tan sólo 17 años. 12 años después, sigue viajando por el mundo mientras trabaja desde casa.

Comparte este contenido