Escribir y generar contenido relevante, es decir de calidad y de utilidad para nuestra audiencia, es en la mayoría de ocasiones un proceso tedioso, pero aplicando algunas técnicas y consejos podemos hacer que el contenido aporte múltiples beneficios.



Conseguir éxito en marketing digital sin tener en cuenta el contenido es prácticamente una utopía en los tiempos que corren, en especial si hablamos de posicionarnos de manera orgánica en los buscadores y de ser relevantes en los mismos.

 

Gracias a la generación de contenido de valor único y pensado siempre en aquello que inquieta a tu audiencia, serás capaz de crear una comunidad fiel, una mayor conciencia de marca y también incrementarás de manera sustancial el tráfico en tu web. Además, aparecer en las primeras posiciones en los buscadores de manera orgánica otorgará a tu sitio web una mayor visibilidad y por tanto una mayor autoridad.

 

¿Quieres convertirte en todo un experto en la generación de contenidos? ¿Estás interesado en posicionar tu sitio web en las primeras posiciones? Sigue estos 4 consejos para conseguir esta ansiada posición:

 

Planifica Planifica

 

Para realizar una buena planificación, es fundamental que identifiques los objetivos estratégicos que quieres conseguir y determinar a su vez las tácticas y los medios para alcanzarlos. El marco temporal para la elaboración de esta estratégica debe ser de 12 meses. Si al principio este marco temporal asusta y piensas que puede reducir tu creatividad o inspiración, puedes comenzar por plantear una estrategia de 6 meses.

 

Esta planificación te permitirá crear un flujo de contenido constante, pues tu contenido se irá publicando de manera periódica y por tanto tu mente quedará más libre y te vendrán nuevas ideas creativas que podrán ir insertándose de nuevo en el flujo de trabajo.

 

Un beneficio adicional de la planificación es que te permite trazar las pautas y líneas de trabajo de contenido futuro, vincularlo y enlazarlo con contenido interno anterior, mejorando y reforzando así el SEO.

 

Además, al tener planificado nuestro contenido nos evitaremos improvisar ideas de última hora desvinculadas de nuestro tono, audiencia y mensaje.

 

 

TrabajoEstablece un sistema de trabajo

 

Para una mayor eficiencia laboral debes marcar un sistema de trabajo que todo el mundo entienda, acepte y cumpla.

 

Lo mejor para la elaboración y generación de contenidos es plantear  tres fases:

 

Fase 1: Esquema

 

La realización de esquemas es la manera más eficiente de generar rápidamente contenido de valor. Gracias a este esquema podrás materializar y organizar todas las ideas que rondan por tu cabeza. Además, comenzar con esquemas permite mantener tu mente y tus ideas alineadas en la misma dirección, reduciendo los tiempos muertos.

 

La realización de este tipo de esquemas es muy simple, ya que básicamente consiste en la generación de títulos y subtítulos y las conexiones entre los mismos.

 

Fase 2: Desarrollo

 

Una vez el esquema está definido, el siguiente paso es el desarrollo del contenido. En esta fase, evita el impulso de editar sobre la marcha y de corregir los diferentes errores ortográficos o de sintaxis.

 

Esta fase es perfecta para desarrollar todas las ideas de tu mente y darles forma. Céntrate fundamentalmente en el desarrollo de los títulos y subtítulos de tus esquemas, y una vez los tengas desarrollados añade la introducción y la conclusión.

Fase 3: Edición

 

Deja un margen de tiempo entre el desarrollo del contenido y la edición del mismo. En esta fase, evita todo tipo de distracciones externas y ahora sí, fíjate en cada detalle y corrige todo tipo de errores.

 

Por supuesto, una vez editado el texto, lee y relee varias veces el mismo. Y cuando hayas terminado, guárdalo y vuelve a leerlo pasado al menos unas horas. Si después de esta revisión todo está correcto, entonces puedes dar por concluida esta fase.

 

 

Colaboracion Apuesta por la colaboración

 

El contenido colaborativo puede ser muy útil ya que permite reducir la carga de trabajo y a su vez, permite mostrar otros colaboradores y ofrecer un contenido más amplio y en algunas ocasiones más especializado. Esta relación de colaboración en la generación de contenidos debe entenderse siempre como una relación de ganar-ganar para ambas partes.

 

Destacan como contenido colaborativo las entrevistas, las citas y los artículos entre varias personalidades o expertos en el área.

 

Este tipo de colaboraciones es además fantástico para el SEO por la gran cantidad de enlaces a sitios webs y a perfiles sociales de los colaboradores. Además, este contenido es compartido con mayor facilidad y si se hace bien, puede que los colaboradores vuelvan a querer trabajar juntos, creando así una relación más sólida y aumentando la comunidad.

 

 Reutilizar No tengas miedo a reutilizar

 

Si has generado verdaderamente un contenido de valor y único para tu audiencia, no dudes en reutilizarlo y lanzarlo en diferentes plataformas. Si escribiste un gran artículo que ha tenido éxito y del cual estás orgulloso, ¿porque no aprovecharlo y sacarle más jugo?

 

Este artículo puedes reescribirlo como una publicación invitando a otro sitio web, o puede ser utilizado para la realización de un vídeo o de un podcast. De este modo, las piezas de tu contenido se multiplicarán y a su vez aumentarás el alcance del mismo.

 

Este mecanismo  te permitirá adaptar tu comunicación y contenido a tu audiencia, facilitando así la difusión del mismo pero, ¡ojo! Recuerda la importancia de la planificación para evitar la saturación de los mismos.



Prueba gratis SalesUp! CRM

Por Macarena Vayá

autor

Country Manager de España en Sortlist y especialista en posicionamiento SEO y marketing digital.

Comparte este contenido