En la profesión de ventas es muy común tener rachas negativas o altibajos emocionales, me refiero a que unos días te sientes en el cielo de la motivación cuando logras una racha muy buena de ventas y otros en el infierno de la depresión cuando no vendes nada. ¿Te identificas con esto?



En mis 35 años de experiencia en esta profesión de vendedor, te puedo decir que el dominar este pequeño "detalle" es lo que hace la diferencia entre vivir en el cielo o en el infierno de las ventas. Quien aprende a dominar sus emociones y logra un círculo virtuoso de actitud positiva y de motivación atraerá más ventas, la actitud positiva te ayudará a vender más. Así mismo si te enredas en un círculo vicioso de desmotivación atraerás menos ventas, a mayor desmotivación menos ventas. 

 

En la práctica la mayoría de los vendedores tienen altibajos, es decir, unas semanas andas muy motivado y otras muy deprimido sin vender, ¿tu estado de ánimo depende de si vendes o no?  ¿Qué chiste tiene estar motivado cuando estás vendiendo? ¡Fácil! ¿No? Cualquiera yo diría. El verdadero reto es lograr que estés motivado cuando no estás vendiendo, tu estado de ánimo no debe depender de si vendes o no, sino que dependa de ti, de tu energía interior, de tu ser, de tu persona, de tu motivación interna, de tus sueños, de tus metas, de lo que amas de tu vida, de tus ideales, de tus amores.

 

Cada persona tiene miles de motivaciones en su interior, detectarlas y hacerla presente en la vida es la clave para estar motivado. La clave para ser un mejor vendedor es estar siempre motivado y tener actitud positiva, pero la mayoría de los vendedores no sabe cómo lograr esto.

 

Para estar motivado de manera consistente, debes dominar el arte de cambiarte de modo desmotivado a motivado, entre más rápido lo hagas mejor.

 

 A continuación te compartiré 5 tips para que logres esto.

 

1.- Detecta cuando estés desmotivado. Primero que nada necesitas detectar cuando estés desmotivado y así podrás cambiar a motivado. La auto-observación te puede ayudar con esto, otra forma es que le pidas ayuda a tu jefe o gerente, o algún familiar o amigo que te diga cuando te vea desmotivado.

 

2.- Escucha música. Elabora un repertorio de música que te motive y simplemente ponte a escucharla.

 

3.- Haz deporte. El deporte es una de las mejores formas para motivarte. Empieza a practicar algún deporte. Tiene que ser algo que realmente te apasione y te guste mucho.

 

4.- Elabora la cartulina de tus sueños. Necesitarás una cartulina blanca, pegamento blanco, varias revistas y lápices de colores. En la cartulina manifiesta todos tus sueños y metas. Ejemplo: recorta de una revista el carro con el que sueñas y pégalo en la cartulina. Puedes utilizar también los lápices de colores y hacer dibujos. Una vez que termines, ubica la cartulina de tus sueños en un lugar donde la veas diario.

 

5.- Controla tu voz interior. Tu voz interior puede ser tu mejor amiga o tu peor enemiga. Aprende a detectarla y dominarla. Cuando la escuches diciendo cosas negativas y/o saboteándote, ponla en su lugar. Ejemplo: cuando la escuches diciéndote "esto no lo puedo hacer, es muy difícil" háblate a ti mismo en voz alta y repite "sí voy a lograrlo" "yo puedo hacerlo" "yo soy exitoso".

 

Aplica estos 5 tips que te sugiero de inmediato. Imprime este artículo, tenlo a la mano y aplícalo hoy mismo. Te garantizo que de esta forma lograrás estar motivado consistentemente y lograrás ser un mejor vendedor. Cualquiera tiene buenas intenciones, pero pocos son aquellos que realmente logran hacer cambios significativos en la vida para mejorar.

 

Te invito a que formes parte del grupo de personas que mejoran su vida, su trabajo y por lo tanto nuestra sociedad. Con esfuerzo, disciplina y constancia tú podrás lograrlo. 


Califica este contenido

Descarga eBook gratis Guçia Seguimiento

Por Salvador Delgado Angulo

autor

Coaching de Negocios, es empresario, emprendedor y autor de artículos y videos dirigidos a empresarios para ayudarlos a mejorar su desempeño en sus empresas y hacerlas exitosas.

Comparte este contenido