Premisa importante: el éxito de tu negocio no depende de los productos que vendes… Tu negocio no depende de tu producto. No importa qué tipo de negocio quieras emprender, tu negocio no depende de los productos que vendes. Tu negocio depende de los clientes a los que les das servicio.



Cuando piensas de este modo, es más fácil recordar que todos los negocios en el mundo están alineados hacia el servicio al cliente.

Los negocios exitosos funcionan porque le pueden vender a sus clientes varias veces (es decir, tienen clientes repetitivos) y a los referidos de estos. Puede que tú sobrevivas sin clientes repetitivos, pero tu negocio nunca prosperará y caerás en la trampa de generar clientes que se fijan en el precio de tu producto, en vez del valor que reciben al tratar con tu empresa.

  Para mantener felices a tus clientes, encuentra qué es lo que provoca ese sentimiento y dáselos.   Así es como vas a lograr que regresen a comprarte. Cualquier negocio puede tener clientes repetitivos y referidos, siempre y cuando tenga el enfoque que primero es el cliente.

 

Parece sencillo pero para ello debes entrenar a todo tu equipo para que tenga esta filosofía, es decir, el servicio al cliente no es el departamento de un negocio, es una forma de pensar, servir y actuar en todas las áreas.

Servicio al cliente

Las 9 necesidades básicas de un cliente.

De acuerdo a un estudio de la escuela del desarrollo de la escala humana, existen 9 necesidades básicas del cliente que debemos cumplir. Si ponemos en práctica el comprender estas necesidades, podrían ayudarle a tu negocio entendiendo el por qué nos compran.

 

1. Subsistir.

Significa la atracción física y mental para estar sanos. La gente necesita comida, un techo y un trabajo para vivir. ¿Tu negocio puede atacar esas necesidades del cliente?

2. Protección.

Cuando hablamos de protección hablamos de sentirnos queridos, que nos podamos adaptar y ser autónomos. La seguridad y los sistemas juegan un papel muy importante aquí. Las garantías ayudan a la gente a que se sientan protegidos cuando éstas adquieren algún producto.

3. Aprecio.

El tipo de aprecio que el cliente le tenga al producto es muy importante. Puede ser que inspire respeto, sentido del humor o generosidad, etc.

4. Entendimiento.

Entender significa utilizar tu capacidad, curiosidad e intuición para investigar o analizar las necesidades del cliente. Las personas que son asiduas a leer, expertos en educación son más propensas a comprender las cosas.

5. Participación.

Para tener una vida feliz y productiva, la gente debe tener derechos y obligaciones. Dedicación y sentido del humor son 2 cualidades que acompañan a la participación.

6. Tiempo libre.

El tiempo libre inspira a la creatividad e imaginación, tranquilidad y espontaneidad en las personas. Generalmente, la gente usa juegos, sale a fiestas o simplemente tiene tiempo de ocio.

7. Creatividad.

La gente necesita hacer uso de sus habilidades y destrezas para sentirse creativos. Imaginación, astucia, ingenio y curiosidad son cualidades de esto.

8. Identidad.

Usualmente las personas usan lo que compran para crear o construir su identidad, pero el lenguaje, la religión y los valores son otros aspectos. El sentido de pertenencia, autoestima y conciencia se desarrollan con la identidad propia del cliente.

9. Libertad.

Autonomía y mente abierta son 2 conceptos muy importantes que hacen que la libertad sea tan importante en las personas. En general, a la gente le gusta sentirse igual a los demás y libre de hacer sus propias decisiones.

 

Entendiendo al cliente

Revisa la lista y comienza a comprender cada término para que los apliques a tu negocio.

¿Qué acciones tomarás en tu negocio y en tu vida, en este sentido?


Califica este contenido

Descarga eBook gratis Customer Success

Por Pepe Villacís

autor

Licenciado en Contabilidad y Auditoría. Maestro en Negocios (obtenida en Arizona E.E.U.U). Coach Personal, certificado por CoachVille Spain. Coach de negocios, Coach directivo y Coach de Coaches de ActionCoach México.

Comparte este contenido